Daphne | Gina Benvenuto 2011
51946
post-template-default,single,single-post,postid-51946,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.8.1, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_with_content,width_370,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive

Gina Benvenuto 2011

GINA BENVENUTO,  (2011)

 

«Pinta la luz, el color, la llama y el flujo de la vida.»

 

 

 

Gina Benvenuto

 

 

Todos los fuegos, el fuego

 

COMO UNA “PROMETEA” FEMENINA,  MODERNA, LA ARTISTA DE ORIGEN GRIEGO PINTA,  Y AL HACERLO REGALA  EL FUEGO VITAL QUE FLAMEA Y LLAMEA EN TODA VIDA HUMANA.

 

Pinta la luz, el color, la llama y el flujo de la vida.  Es el robo a los dioses del fuego mítico para iluminar al hombre – oscuro y oscurecido- en las poluciones de su alma, lo que la artista Daphne Anastassiou regala a los espectadores de su arte.

 

Es la “Prometea” femenina prometiendo el deber y el derecho al fuego interno de cada niño, mujer u hombre de esta tierra.  Algo de una voluntad mesiánica se transparenta en su intensa y emotiva gestualidad pictórica.  Somos energía portadora del fuego que es divino y que es humano.

 

El flujo del universo, – el regalo robado a los dioses- se hace bloque antropomórfico de electrificados colores.  Es el flujo conciente- inconsciente que explota y se hace figura: Racimos de seres humanos diferenciados cada uno mediante el trazo del lápiz, pero de alguna manera uniformados, asimilados mediante el uso del color.

 

De gran formato e intensa luminosidad sus cuadros promueven y remueven intensas sensaciones, actualizando y traspasando su profesión de fe en las energías vitales y los principios últimos y trascendentes de todo lo humano, que es previsto y provisto desde lo divino.  El fuego, si vino de los dioses, se queda entre los hombres.  El más acá y el más allá mediados e interconectados.

 

Uno de sus trabajos “Encuentros” que tiene algo de los “sersajes” (paisajes del ser) de Matta – quedó, como ilustración en la tapa de un libro de las Naciones Unidas.

 

Es sicóloga de profesión, pero es ante todo una entusiasta creadora que ve en el arte y en el juego fértiles posibilidades para un desarrollo completo y libre de cada individuo.  Es como si la libertad fuese el terreno propicio para la singularidad, una singularidad que se promete bella y buena porque tiene algo de divina.

 

 

Gina Benvenuto

Santiago, Chile, 2011

No Comments

Post a Comment